SuperAlimentos ¿Que són? ¿Por qué incluirlos?

En los últimos tiempos se habla mucho de los superalimentos / superfoods y de las excelencias para nuestra salud que se derivan de su consumo.

Pero, ¿qué son los superalimentos y qué beneficios nos aportan? Según la prestigiosa Clínica Mayo los superalimentos son aquellos alimentos que cumplen al menos tres requisitos:

Ser una genial fuente de fibra, vitaminas, minerales; con alto contenido en fitonutrientes y compuestos antioxidantes y de baja densidad calórica.

La costumbre alimenticia y nuevas recetas de algunos alimentos procesados presentes en la dieta occidental han dado como consecuencia que se haya pasado de tomar minerales, vitaminas y nutrientes, primordial en nuestra dieta para mejorar la salud.

Hemos pasado del objetivo real de comer que es nutrir nuestro cuerpo, a saciar nuestro apetito.

Cuando hablamos de superalimentos se trata de alimentos sin hacer, son grandes en nutrientes que los alimentos hechos y cocinados.

Grande en enzimas,  tienen muchas vitaminas, minerales, fitonutrientes y fitoquímicos, que ayudan a inmunizarnos con las enfermedades.

Ricos en antioxidantes tienen un gran potencial terapéutico y propiedades anti-microbianas y anti-inflamatorias.

El significado de alimento como medicina es conocido desde el año de Hipócrates “Que la comida sea tu medicina y la medicina sea tu alimento”.

Por eso se reconoce el valor de tener una buena alimentación, la importancia de la dieta y el potencial de ciertos alimentos para la salud y el bienestar.

¿Por qué Incluirlos?

 Se debe introducir los superalimentos en nuestra dieta diaria para obtener volver a una alimentación que cuide de nuestro cuerpo de manera natural.

En la actualidad los superalimentos más importantes son: Semillas de chia, la quinoa, el kale, los brotes de alfalfa, la cúrcuma, la alga espirulina, el té verde, los arándanos etc.

Pero no podemos olvidar que los que consumen habitualmente, la dieta mediterránea tenemos a nuestro alcance nuestros propios superalimentos de próximidad, a saber: el aceite de oliva, el brócoli, las legumbres, las naranjas, las nueces, las sardinas, el ajo, el tomate y el jamón ibérico entre otros.